Conservación de especies amenazadas de montaña

Son muchos los árboles endémicos de Cuba reportados como amenazados. Este proyecto se propone estudiar la distribución y evaluar el estado de conservación de diez especies de árboles cubanos en sus ecosistemas: Abarema maestrense, Aralia rex, Juniperus saxicola, Magnolia cristalensis, Magnolia cubensis subsp. acunae, Magnolia cubensis subsp. cubensis, Magnolia minor, Magnolia orbiculata, Podocarpus angustifolius y Tabebuia sauvallei. El escenario elegido son los macizos montañosos de Guamuhaya en Cuba central, y la Sierra Maestra y las montañas de Nipe-Sagua-Baracoa en el Oriente de la isla.

Se han identificado las necesidades de investigación relacionadas con la conservación de estas especies. Cabe destacar la necesidad del desarrollo de protocolos de germinación de semillas y propagación asexual, la evaluación de su diversidad genética y la localización de áreas adecuadas para la reintroducción. Hasta hoy se han localizado 2 877 individuos de las especies en estudio. En viveros se han logrado 1 511 plántulas, 331 de las cuales se han plantado en el medio natural o seminatural.

Mediante talleres se han capacitado más de 30 trabajadores de las áreas protegidas y pobladores locales siguiendo los planes de recuperación de cada especie. Para 2019, las principales metas del proyecto son el reforzamiento poblacional con plantas logradas el pasado año y la creación de viveros con una mayor vida útil, de modo que garanticen las acciones de reforzamiento poblacional una vez culminado el proyecto en las localidades.

“Nuestra meta es que en 10 años estos árboles tengan poblaciones autosustentables y que los pobladores locales sepan hacer un uso efectivo de los recursos que les brindan”

Noticias relacionadas

Robles entre tazas de café

Un proyecto de Planta! en las montañas del centro de Cuba devuelve la esperanza a varias especies de árboles raros. Ernesto nos cuenta el viaje de regreso de tres valiosos árboles al centro de la isla.

Leer Más >>